¿Qué es el testing outsourcing o subcontratación de pruebas de software?

Software outsourcing
Reading Time: 4 minutes

¿Qué es el testing outsourcing o subcontratación de pruebas de software?

Descubre con Quodem qué es el testing outsourcing y por qué tantas empresas se decantan por la subcontratación de pruebas de software en sus compañías.

La subcontratación de pruebas de software consiste en entregar las pruebas de software a un tercero, el cual, generalmente, no participa en el resto del proceso de desarrollo. 

Ese tercer implicado puede ser tanto una empresa especializada como un experto individual. Este se encarga de someter el software desarrollado a las pruebas apropiadas para comprobar si funciona como debería y asegurar que el producto final esté libre de errores o anomalías. 

Objetivos en la subcontratación de testing

Una parte esencial del proceso de desarrollo de software son estas pruebas o comprobaciones. Permiten detectar aquellos errores de software y problemas antes de que se lance el producto. Un proceso laborioso que requiere mucho tiempo y que conlleva un alto coste. Por ello, uno de los principales objetivos de la subcontratación de testing es ayudar a reducir estos costes, pero sin comprometer la calidad de las pruebas.

El mercado actual está diseñado por y para el cliente. Si este no está satisfecho con el producto que ofrecemos, la inversión no habrá merecido la pena. Tanto es así, que tan solo en el año 2020, la mala calidad del software costó a las empresas unos 2.08 billones de dólares. Es por esta razón por la que las pruebas de software son tan importantes. 

Servicios susceptibles del testing outsourcing

Pero ¿qué servicios son susceptibles del testing outsourcing? Actualmente son muchos los servicios de software aptos para este tipo de externalización, entre ellos los más habituales son: 

  1. Pruebas de funcionamiento: El equipo de pruebas tiene como objetivo encontrar errores y probar las funcionalidades del software.  Como, por ejemplo, la agilidad, la compatibilidad, la integración o el rendimiento.
  2. Pruebas de seguridad: Esta prueba tiene como objetivo identificar debilidades en el sistema de software que podrían conducir a la pérdida de información o de rendimiento y prevenir tales problemas. Dentro de estas también se encuentran las pruebas de recuperación. En ellas el equipo prueba qué tan bien su software puede recuperarse de bloqueos y fallos de hardware/software.
  3. Pruebas manuales: Un miembro del equipo de prueba actúa como un usuario para verificar manualmente el software o la aplicación en busca de errores y facilidad de uso. No se utiliza ninguna herramienta de prueba de automatización.
  4. Pruebas de caja negra: Un equipo de control de calidad se enfoca en la funcionalidad del software, sin tener conocimiento previo del funcionamiento interno del mismo. El desarrollador simplemente proporciona la entrada y observa la salida. Se trata de una prueba de seguridad. Aunque también están las pruebas de caja blanca y gris, en las que, a diferencia de las de caja negra, el desarrollador sí conoce el software. Por lo tanto, el enfoque es probar las estructuras internas del software en lugar de la funcionalidad pura. Se pueden agregar también pruebas de lógica de negocio. Sin embargo, no suelen hacerse y las repercusiones son muy caras. 

Beneficios claves del testing outsourcing

Software outsourcing o testing

Sin duda la subcontratación de pruebas de software es una decisión comercial estratégica que tiene muchos beneficios: 

  1. Es más rentable: Capacitar a los empleados o probadores existentes para mantenerse actualizados en pruebas de software tiene costes elevados. Por ello, al subcontratar este servicio se ahorran múltiples costes: 
  • Costes humanos: No es necesario contratar ni formar probadores.
  • Costes de hardware: No es necesario invertir en las mejores herramientas porque el equipo ya cuenta con ellas.
  • Costes de tiempo: Un equipo experimentado puede realizar un análisis de alta calidad en un menor período de tiempo. 
  1. Pruebas más eficientes y sistemáticas: Un proveedor de servicios de control de calidad contará con expertos capacitados en pruebas manuales y de automatización. Pueden usar estas diferentes metodologías para probar su software y asegurarse de que esté funcionando a su máximo potencial.
  2. Mayor acceso al talento: Cuando externalizas este servicio, la persona o empresa encargada dedica toda su experiencia a este servicio, por lo que se mantendrán constantemente actualizados sobre nuevas tecnologías, herramientas de automatización de pruebas y tendencias cambiantes del mercado. Por lo tanto, si tu producto de software existente requiere actualizaciones para mantenerse al día con las tendencias, el equipo sabrá qué hacer y cómo hacerlo.
  3. Permite concentrarse en tu negocio principal: Las pruebas de control de calidad del software pueden ser una carga para tu equipo de TI interno. A través de la subcontratación, es mucho más sencillo concentrarse en tu negocio y dedicar tiempo a otros procesos que generan un mayor rendimiento, mientras que el experto en control de calidad se encarga del proceso de prueba.

Testing Outsourcing: La solución para tu empresa

Como hemos explicado, las pruebas de software son algo fundamental para ofrecer un buen servicio en el mundo digital en el que vivimos actualmente. En este sentido, la subcontratación de estas pruebas es la mejor alternativa con la que cuentan hoy en día las empresas que buscan alcanzar su máximo potencial. 

Desde Quodem, con nuestra profunda experiencia en soluciones digitales, creemos en la transformación digital como oportunidad de cambio para las empresas y en el potencial de los profesionales del sector para hacerlo posible.