ICHOM la metodología que aporta valor al paciente

Reading Time: 4 minutes

ICHOM la metodología que aporta valor al paciente

La metodología de ICHOM mejora la calidad de la atención sanitaria a través de un enfoque de valor para el paciente. Esto quiere decir que cada decisión clínica tiene como objetivo obtener un resultado de valor, tanto para el paciente como para el profesional sanitario. De este modo, la metodología de ICHOM permite reducir costes y realizar diagnósticos más efectivos. Este paradigma de la salud recibe el nombre de su creador: International Consortium for Health Outcomes Measurement (ICHOM). La institución sin ánimo de lucro está detrás de un proyecto colaborativo internacional con el que buscan determinar indicadores de resultados de salud basados en aportar valor al usuario. Así, la metodología de ICHOM permite a los pacientes participar de forma directa en todo el proceso para poder perseguir los resultados más importantes para ellos.

ICHOM además plantea la recogida de información para una posterior explotación y análisis de los datos que sirva de guía para futuras terapias. A través de un conjunto mínimo de factores de riesgo podemos realizar comparaciones globales significativas que favorezcan la toma de decisiones. En este sentido, los tiempos y las fuentes que se utilizan para la recopilación de los datos están estrictamente delimitadas para garantizar la comparabilidad de los resultados obtenidos. Con todo, el sistema de ICHOM facilita que los pacientes puedan llevar un seguimiento de múltiples enfermedades con una vista mucho más fiable y completa.

Principios de los estándares del set de ICHOM

Desde ICHOM han desarrollado un estándar set propio que incluye diversas funciones que lo hacen único. Entre estas se encuentran:

  • Implementación y coordinación del proyecto con todas las partes implicadas en el mismo, lo cual aumenta el grado de compromiso
  • Desarrollo de la plataforma tecnológica y el soporte necesario para el lanzamiento del producto
  •  Infraestructura tecnológica de última generación
  • Soporte en el modelo de compliance (consentimiento del paciente, documentación bioética, etc.)
  • Recogida de información que aporte valor a los hospitales y al usuario
  • Mayor nivel de involucración tanto de los pacientes, como de los centros colaboradores
  •  Explotación y análisis de los datos obtenidos
  • Continuidad total del proyecto, en el que se incluye soporte de primer nivel al usuario -médicos y pacientes- y uno de segundo nivel, siendo más técnico, enfocado al uso de la plataforma en los diferentes hospitales.

Metodología ICHOM

Aplicaciones de la metodología

La metodología de ICHOM ya se está aplicando en numerosos centros sanitarios desde hace algunos años. Su principal objetivo se basa en el establecimiento de resultados para el paciente en más de 15 condiciones médicas, que engloban cerca del 40% de las enfermedades en los países más industrializados. Entre ellas se encuentran algunas tan importantes como el cáncer de mama, las cataratas, la diabetes, depresión, esquizofrenia, cáncer de pulmón, leucemia o linfoma, entre muchos otros. Los resultados que se obtienen acerca de estas condiciones médicas se incluyen en diferentes categorías:

  •       Mortalidad
  •       Estado clínico obtenido
  •       Estado funcional obtenido
  •       Tiempo de recuperación
  •       Dolor y disconfort por el tratamiento recibido
  •       Posibles complicaciones
  •       Readmisiones o reintervenciones
  •       Estado clínico del paciente a largo plazo 
  •       Estado funcional del paciente a largo plazo
  •       Consecuencias a largo plazo del tratamiento

 

Para la recopilación y la comparación de datos, ICHOM hace uso de diferentes registros de las condiciones médicas. Estos son aplicados en todo el mundo, de este modo se aporta a los pacientes mayor valor y unos resultados más útiles. Sin lugar a duda, la metodología de ICHOM aporta un método de colaboración que está revolucionando la manera en la que entendemos y analizamos la atención sanitaria.

Metodología de ICHOM y Value Based Healthcare

En Quodem nos apoyamos en dos pilares fundamentales para nuestras soluciones tecnológicas dentro del sector healthcare. Estas son la metodología de ICHOM para el desarrollo de las acciones de salud digital y el Value Based Healthcare. Entre ambas se ha creado un amplio ecosistema centrado en la metodología de resultados como los recogidos por ICHOM, buscando mejorar la calidad de la atención sanitaria. El Value Based Healthcare y la metodología de ICHOM benefician así a los diferentes grupos que forman parte de la salud digital:

  1. Proveedores, ya que tienen las herramientas necesarias para conocer cuál es la influencia en los tratamientos que abordan la calidad de vida
  2. Los consumidores -profesionales sanitarios- que pueden elegir los tratamientos que mejor se adapten gracias a estas herramientas
  3. Las empresas farmacéuticas, utilizándolo para la contratación de proveedores
  4. Gobiernos -administración pública sanitaria- los cuales desarrollan políticas que apoyan la atención médica basada en el valor
  5. Los pacientes, quienes mejoran su calidad de vida gracias a este nuevo modelo

Cada una de nuestras soluciones tiene como objetivo aportar valor y una mejora de la calidad del servicio de atención sanitaria para todos los agentes implicados. Todo ello da como resultado un aumento de la calidad de vida, un enriquecimiento de los procesos y una mayor efectividad en los diagnósticos. Por eso, más allá de ofrecer tecnologías punteras, desde nuestro ADN fuertemente enlazado con el área healthcare, perseguimos el desarrollo de un futuro mejor para la sanidad.  En este sentido la metodología de ICHOM se ha consolidado como una de las mejores vías para lograr este objetivo. Encuentra más información sobre esta metodología en nuestra web.